miércoles, 30 de abril de 2014

Y MIENTRAS, PUEDO DEDICARTE UN VERSO

Quisiera escribir en tan poco tiempo
lo que el tiempo no me dejará que escriba...

...Y así descubrí tu mirada;
una mirada muerta que mis ojos ilusos y enrojecidos,
sacrificaron mi sonrisa por tu nueva venda
(Por descubrir aquella mirada...)

Un sentimiento que es perseguido por doquier,
caminos que nos hacen ver por donde debemos ir,
en donde debemos pisar, andar y parar
(Senderos por donde nos vieron y verán partir...)

Quien me dijo a mi que el camino era fácil,
que el camino me lo enseñarían,
que el camino lo tengo que elegir yo.
(Me dijo a mi que ella me dominaría...)

Y así empiezan los caminos que recorren tu alma,
y a tu lado la mía, que te ve envejecer.
Y observo aquel consuelo que aún vive,
y me observo y camino a paso de gigantes
como tu misma me enseñaste.
Y me miro y te miro madre,
y camino y te miro, madre,
(Mis pasos tampoco serán infinitos...)

Patricia López Castillo.