martes, 23 de septiembre de 2014

UN BESO EN EL AIRE...

Percibí enhebrarse las sílabas,
los versos hilvanarse
con una pieza de cebada,
y un quinto piso por abrir.

Me suicidé consumando
los pasos al pasar por el llanto.
Velé por ese velo pintado,
violento y sumiso.

Miré por los ribetes de sus ojos,
Encrespados, encriptados y vidriosos.
Me oculté escaleras arriba,
Y por doquier,  rodaron,
Dejando ocultos los besos
En las aceras de sus zapatos.

Testigo del suspiro que los unió fui,
Sólo una vez les vi subir;
En un tropiezo,  callaron sus labios,
Rodaron por los peldaños
Que el viento dejó ocultos,
Y en aquella escalera,
Con un beso en el aire,
Se bebieron las nubes
Los recuerdos y la noche,
Con aquel beso en el aire.

Derechos reservados de la autora: Patricia López Castillo.