domingo, 23 de noviembre de 2014

Es fácil odiarte si…

Me mareo, me cabreo y me espero
Para ver tus ojos sonreír.

Es fácil, si te odio tanto
Que mi llanto roza mis labios
Y al besarte sanan el camino de tu soledad.

Te odio:
Como un recuerdo
Cuando se mira en tu espejo,
Al cruzar nuestras miradas
Y temblar mis pupilas,
 O al buscarte y no encontrarte.

Sería fácil pensar en odiarte
Cuando la muerte de ti, está enamorada.
Y enamorarte en vida
Adivinando tus días, frente a frente,
con tus manos aceleradas,
latiendo al rozar mi cintura.

Entre besos, en mis vicios, en mi refugio,
En tus dudas, no es fácil, nada complicado;
Pintando de color el borde de mis dedos,
Para sanar tus heridas infinitas.

Y te odio… tanto…
Que odio no saber odiarte.
A sabiendas sé, que tracé tu nombre
En mi corazón, y usaste el tuyo para abrigarme.
Hoy acabé amándote en mi tintero,
Diciéndole al aire que…
… Hoy olvidé mi rencor.
Y no es fácil, no trabarse
en el bolsillo trasero
de tu pantalón vaquero.
Y allí dejé mi nota, suelo acordarme:
“El aire es tu suspiro que recorre mi boca,
bésame esta noche, hasta que me vuelva loca”.

"Dedicado a esa canción que tantas noches se me fue la voz, por verte sonreír".  Autora: Patricia López Castillo.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Tu nota me dice...

Me hechizas,
me embrujas,
me dominas,
me maldices,
me embargas, el corazón,
me magnetizas...

...Resumo tu tinta:
¡Me encantas!

"Dedicado a esos momentos en los que una nota puede decir mucho más que dos palabras". Autora: Patricia López Castillo.

lunes, 17 de noviembre de 2014

....................Pensarás si soy yo....................

Mueren las mariposas,

Dentro de un corazón,

Espinado en esperanza

Y malherida pasión.

Penas en madrugada

Llanto, lágrimas y sudor,

Un amor se te escapa,

-Pensaré si soy yo-



(Patricia López).

lunes, 10 de noviembre de 2014

Carmín y Algodones Rojos

Con esta pintura por destapar, que tapa mis heridas
de corazón abierto y cicatrices que ya no van por dentro.
Bajo esta lluvia, boquiabierta, se ensucia mi rostro
que oculta las arrugas, hendidas y encorvadas,
Con un rímel que las talla, señalando a una,
el  juicio de tus labios que me recuerda a mi espejo;
Besado y manchado de carmín, recordando los besos bandidos
que se quedaron en restos al caer la noche y volver.
Volver, regresar, huir de la gente
que se embriaga para encontrar el amor
en una copa vacía de recuerdos  a la mañana siguiente.
Y vuelvo para salir de un suicidio de voces,
de humos que forman palabras y nubes de hielo
y bailes al retortero que sacian la soledad.
Y me miro, y el túnel de tus ojos
se encierra en un algodón con tónico,
(Y pensar que mis poros respiran de nuevo).
Y saber, que volví a casa buscándome
con un día que se va y una noche que me llamó
para hacer de estos versos, mi propio maquillaje.


 “Dedicado a todas aquellas mujeres que alguna vez tapan su belleza y a aquellos hombres que saben apreciar a la mujer con su natural belleza” 9/11/2014. Autora: Patricia López Castillo.

domingo, 9 de noviembre de 2014

A la espera de un verso

¿Qué es la paciencia?
¿Sapiencia?
Ilustres gotas de tinta
que resbalan por nuestros dedos,
cuando ya está todo en silencio,
y la pluma se quedó
a esperar su próximo tintero.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Alhajas y una Caja

Pino, joyas y un destino:
-Quemaron su piel. Ella nunca se curará,
Tiene tanta vanidad…- Le dijo a su hijo al nacer.
Y murió por dentro, adentrándose en un lamento,
Como se queja el viento, cuando me despierto.
Requerimientos extremos, al compás del tiempo,
Al medir unas horas, que con dinero no entiendo.
¿Tengo la culpa de verte ahora así?
Tus miedos llenaron tus arcas, tus ropas ahora son lujos,
Armani, Vuitton y qué decir de Chanel,
llenas de riqueza, tu corazón, ¡Mírate!
Con una insignia y con un perfume,
Que ni siquiera te luce, pues tu olor es más dulce
Que las cuentas del Sabadell,
Y que pagas con la tarjeta, comidas con Santader,
Un crucero reservaste, con esa tarjeta negra
¡No entiendo muy bien porqué!
Y ahora, mis cuentas me cuentan
Que en números rojos están, como estos labios que te dicen
¡Tía, vas de “sobrá”!
Y  me cuentas y me dices con esas voces me induces
 A una ostia bien dada, con mis palabras omites,
Que un discurso es tu cuerpo, ¡A mí no me invites!
Que si yo fuera una furtiva, me haría ladrón y seríamos felices,
Porque bien sabes lo que esconden tus anillos, y mis cicatrices,
Pendientes, diamantes y oros, frente a mis alhajas del chino.
Que si de depender dependiera, de ti, llevarías contigo en tu mortaja,
Y cómo buena ciudadana te digo, que mi hambre es testigo
De tu pobreza y de tu estilo, porque tú y yo sabemos,
Cuál es nuestro destino, acabar en una caja de pino
Y sin pensarlo yo y tú, nos convertiremos en lo mismo.


"Dedicado a eso que todos pensamos, vemos y cada día nos da más igual, si total, al final caerás" Autora: Patricia López Castillo.