domingo, 28 de diciembre de 2014

Sé libre y Vuela...

Perdóname si callo, si te callo,
si no me entero, cuando dices “Te quiero”.

Perdóname al no saciarme con tu silencio
con mi boca por pincel,
con mis palabras por suspiro.

Perdóname si quise alzar el vuelo
tan alto, que te perdiste en el miedo.

Perdóname, si lo años,
no ocultan mis celos
cual batalla me enfrento,
tras el cuento de tu cuerpo
que se entrega ligero.

Perdóname, si con mi abrigo
asfixié tu calor,
si mis fuerzas se debilitaron,
si mi corazón se perdió entre súplicas...

¿Si hiciste de mí, una condena,
porqué encerrarnos en pena?
-Sé libre, ¡Vuela!-

“Dedicado a todos los que vivimos la vida intensamente y las emociones son la primera sonrisa de un recuerdo, por mucho que duela” Autora: Patricia López Castillo.

domingo, 21 de diciembre de 2014

Escribo al revés...

Las letras me confunden, con él.
Las líneas se apartan de la tinta,
que tontería, verlas separarse,
como tan-to, tiem-po, ton-ta,
con  tem-pe-ra-men-to,
esperando en tormento
mientras la tormenta,
apaga las luces y enciende el cielo
con sus rayos que rayan la noche,
quebrándola entre suspiros,
queriendo empuñar un trueno,
y dar de pleno, en los fantasmas
que me atormentan.

Al presente aprendo a discutirle,
a bailarle y a buscarte entre sus sombras,
bajo los paraguas de esta lluvia que provocaste,
que seca mis ojos, en las noches de ser etérea:
“Nada de princesa
que sólo cuenta su historia.
Nada de cuentos relatados
en sus andares consumados”.

¡A la espera espero!
Y desespero de mi misma
por pensar que hay calma,
después de tanto alboroto.
Con descaro, mis dedos se atreven
a echarme un pulso más.
Al aire, un quejido. Al cielo, nubarrones.
Descorro las cortinas, y corro
y me socorro y emborro
la mirada al infinito
entre mi suerte y tu sino.

¡Y me pongo como una moto!
Arranco, me descolocas y ¡milagro!
Mi otro misterio, mi propio halago;
saber que estoy loca,
que perezco en la búsqueda
y padezco de una enfermedad
que mi médico advierte
que no tiene cura.
Él se esmera y me detiene
al intentar volver, a mojarme contigo.
Y así huyo con orgullo,
de una perpetua conmoción
refugiándome en este timón
que se raciona sin dueño,
entre apetitos, ambición,
tortura y deseo.

"Dedicado a las reinas que nunca quisieron ser princesas y a aquellos príncipes bandidos que las hacen felices". Autora: Patricia López Castillo.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Cartas al 50%

Compartamos el aire fresco,
mientras caminamos
cada uno por un lado de la calle.

Compartamos la noche
a medias, con el silencio.

Compartamos un ron,
pero tú con cola
y yo con limón.

Compartamos un cigarrillo,
pero no más de la mitad.

Compartamos un beso
y besémonos con pasión
pecando de ignorancia.

Deja que te muerda,
sólo, en la mitad de tu labio,
podría prestarte el mío...

Compartamos una mirada
como los piratas, con un parche.

Dame tu mano, sólo una te doy yo,
nada más que un momento;
treinta segundos pausados
mientras que entre regalarte una sonrisa
y no querer volver a verte
pasan los siguientes treinta minutos;
Y me envuelves en tu perfume
quedándonos con la mezcla de los dos.

Devuélveme un baile,
Antes de que amanezca,
¡Solo queda media hora!

¡Desnúdate! Pero hazlo a media luz.
Abrázame sólo, medio minuto.

Apresúrate a sentir, sólo
La mitad de lo que te digo,
Inquiétame con tu lengua,
Sólo,  media mañana.

Acuérdate cuando te vayas,
que eras la mitad de mí
En algún lugar donde fui,
Esa otra mitad que ansiabas.

Recuérdame que hay un secreto
Y la mitad es tuyo,
Y la otra mitad...
Es nuestro.


"Dedicado a aquellos momentos en los que hacer las cosas a medias, si es entre dos, no está tan mal" 25 Oct.2014. Dchos. Rerervados: Patricia López Castillo.