sábado, 7 de junio de 2014

AL SON DE LA LUNA

¡Desmiéntete alucinación!

Amor de contrabando,

Huye de cada noche

En la que sueñas despertar.


Eres amada, lejana,

Haces brillar el sol

Y ese rincón olvidado…

Haces temblar.


Tus zapatos bailan,

Al son del taconeo,

Chocan con mi pupila,

Profunda, latente…

¿Qué delirio pierde un juicio por la piel?

Ahora, pregunto,

Tú callas…

Ahora, el silencio,

Nos da la respuesta. 


Patricia López Castillo.

IMPUESTA MUJER.


De niña, te quisieron hacer
una formal mujer.
En las cocinas de juguete
lucirás a un marido que vendrá.

Al nacer y en tu infancia
El corazón te pertenece.
Chiquilla que juegas al amor
No despliegues tus alas y sé fuerte.


Y si… Sin decidir actuaras...
Y si… esclava de sus placeres eres...
Experimenta la lejanía
Que un día, te rebelaron quien eres.

Con un velo, inocente,
serás candente en tus alas,
inocencia que de un latir
retumba admirada paloma.

Será la vida que alumbrarás,
Que enlazarás a tu edad,
Un alivio de viveza
En un camino sin más.

Y si de arrugas se nutre tu alma,
¿Belleza en ti encontrará?
Huye, no seas signo,
Para marcar su virilidad.

La cúspide de tu cuerpo
Será imposible de curar,
Encerrada con el viento
que tus canas llevará.

En la senda de tu rutina
Está la conquista de tu vida,
¡No mueras por despertar!
¡Muere por escapar!

Sube por tu escalera,
¡Aún te espera!
Y tus pasos dejarán la piel,
De tu nombre, mujer.