domingo, 11 de enero de 2015

Dolor

Abrumas mi conciencia.
Tu apariencia se aparenta
en otra forma de esconder
el juego tras una máscara.
Las uñas de mis manos
Desaparecieron de tanto
Rasgar este mundo
dejando desnudo
el cáliz del tiempo;
una brisa arropada
por el balanceo
de una nube de miseria
cubierta por una mentira,
una injusticia en prosa,
una pintada en una fachada
de un corazón diligente,
que se esfumó entre la gente
perturbando la agonía
en un mundo de lágrimas por tallar.

"Dedicado a ese sentimiento que nos enseña que el tiempo no hay que encerrarlo entre lágrimas". Derechos reservados de la autora: Patricia López Castillo.