sábado, 2 de enero de 2016

Lágrimas Rotas

Rompe cada lágrima
mientras persigue sus latidos
atascados en un verso.
Su suerte se apoya tras el cristal
y su frente se hela en su mirada.

Se le ha parado el corazón:
los minutos salen corriendo
buscando una razón
para esquivar las calles,
que respiran el aire de su boca
y beben su mirada en un pensamiento.

Ojea el infinito, arde,
sangra con sus heridas,
sus venas se vacían de sentimientos
para llevarse la piel a la boca
y rasgar sus miedos.

Patricia López. 01/01/2016